Varices esofágicas

Las varices esofágicas son venas anormales y agrandadas en la parte inferior del esófago – el tubo que conecta la garganta y el estómago. Las varices esofágicas se presentan con mayor frecuencia en personas con enfermedades hepáticas graves.

Síntomas

Las varices esofágicas por lo general no causan signos y síntomas, a menos que sangren. Leer más.

Causas

Las varices esofágicas se desarrollan cuando el flujo normal de la sangre al hígado se hace más lento. Entonces, la sangre se acumula en los vasos sanguíneos cercanos más pequeños, como los de su esófago, causando que los vasos se inflamen. Leer más.

Factores de riesgo

Aunque muchas personas con enfermedad hepática avanzada desarrollan varices esofágicas, la mayoría no va a experimentar sangrado. Leer más.

Complicaciones

La complicación más grave de las varices esofágicas es la hemorragia. Esto puede conducir a la muerte. Leer más.

Diagnóstico

Si tiene cirrosis, su médico debe evaluarle en busca de varices esofágicas. Estas son las pruebas utilizadas para diagnosticar las varices esofágicas. Leer más.

Tratamiento

El objetivo principal en el tratamiento de varices esofágicas es para prevenir el sangrado. Las varices esofágicas sangrantes son potencialmente mortales. Muchos fármacos y procedimientos médicos están disponibles para detener el sangrado de las varices esofágicas. Leer más.

Prevención

Actualmente, ningún tratamiento puede prevenir el desarrollo de varices esofágicas en personas con cirrosis. Leer más.