Disfagia: prevención

A pesar de que la dificultad para tragar no se puede evitar, sobre todo cuando la causa es de origen neurológico, puede reducir el riesgo de dificultad ocasional para tragar al comer despacio y masticar bien los alimentos. La detección temprana y el tratamiento eficaz de la ERGE puede reducir su riesgo de desarrollar disfagia asociada a una estenosis esofágica.