Disfagia o dificultad para tragar

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook2

Dificultad para tragar o disfagia significa que se necesita más tiempo y esfuerzo para mover los alimentos o líquidos desde la boca hasta el estómago. La dificultad para deglutir que también puede estar asociada con el dolor. En algunos casos, puede que no sea capaz de tragar nada.

La dificultad para tragar ocasional por lo general no es motivo de preocupación, y sólo puede ocurrir cuando usted come demasiado rápido o no mastica bien los alimentos. Sin embargo, si persiste puede indicar una condición médica seria que requiere tratamiento.

Síntomas

Los signos y síntomas que pueden estar asociados con disfagia pueden incluir dolor al tragar, no ser capaz de tragar, babeo, tos o asfixia al tragar, etc. Leer más.

Causas

Se necesitan aproximadamente 50 pares de músculos y nervios para lograr el simple acto de tragar, y un número de condiciones pueden interferir con este proceso. Leer más.

Factores de riesgo

El envejecimiento y ciertas condiciones de salud son factores de riesgo para la dificultad en la deglución. Leer más.

Complicaciones

La dificultad para tragar puede conducir a desnutrición, deshidratación y problemas respiratorios. Leer más.

Diagnóstico

Probablemente, el médico llevará a cabo un examen físico y puede utilizar una variedad de pruebas para determinar la causa de su problema de deglución. Leer más.

Tratamiento

El tratamiento para la disfagia a menudo está adaptado al tipo particular o la causa de su trastorno de deglución. Leer más.

Remedios caseros

Hay cosas que puede probar en casa que pueden ayudar a aliviar sus síntomas, tales como cambiar sus hábitos alimenticios. Leer más.

Prevención

La detección temprana y el tratamiento eficaz de la ERGE puede reducir su riesgo de desarrollar disfagia asociada a una estenosis esofágica. Leer más acerca de la prevención de la disfagia.

Buscar en Esofagitis.org

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook2