Esofagitis: causas

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook5

Generalmente cada esofagitis se caracteriza por las condiciones que la causan. En algunos casos, más de un factor puede ser la causa de esofagitis.

Esofagitis por reflujo

El llamado esfínter esofágico es una estructura de válvula responsable de mantener el contenido ácido del estómago fuera del  esófago. Si esta válvula se abre cuando no debe o no se cierra correctamente, el contenido del estómago puede subir al esófago (reflujo gastroesofágico). La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una condición en la que este reflujo de ácido es un problema frecuente. Una complicación de la ERGE es la inflamación crónica y el daño a los tejidos en el esófago.

Esofagitis eosinofílica

Los eosinófilos son glóbulos blancos que regulan la inflamación y desempeñan un papel clave en las reacciones alérgicas. La esofagitis eosinofílica se produce cuando una alta concentración de estas células blancas de la sangre se encuentra en el esófago, lo más probable en respuesta a un agente que provoca alergia (alérgeno).

En muchos casos, las personas que tienen este tipo de esofagitis son alérgicas a uno o más alimentos. Algunos alimentos que pueden causar esofagitis eosinofílica incluyen leche, huevos, trigo, soja, maní, frijoles,j udías, el centeno y la carne. También se puede manifestar una esofagitis eosinofílica en personas que no padecen alergias a los alimentos. Por ejemplo, los alérgenos inhalados, como el polen, pueden ser la causa en algunos casos.

Esofagitis inducida por medicamentos

Varios medicamentos orales pueden causar daño a los tejidos si permanecen en contacto con el revestimiento del esófago durante un período prolongado. Por ejemplo, si una píldora se ingiere con escasa o ninguna agua, la misma pastilla o residuo de la píldora puede permanecer en el esófago. Los medicamentos que han sido relacionados con esofagitis incluyen:

  • Medicamentos analgésicos, como aspirina, ibuprofeno y naproxeno
  • Antibióticos, como la tetraciclina y doxiciclina
  • Cloruro de potasio, que se utiliza para tratar la deficiencia de potasio
  • Bifosfonatos, como alendronato, para el tratamiento de huesos débiles y quebradizos (osteoporosis)

Esofagitis infecciosa

La esofagitis también puede ser causada por una bacteria, una infección viral, fúngica o parasitaria en los tejidos del esófago. La esofagitis infecciosa es relativamente rara y se presenta con mayor frecuencia en personas con mala función del sistema inmunológico, como las personas con sida o cáncer.

Un hongo normalmente presente en la boca llamado Candida albicans es una causa frecuente de esofagitis infecciosa. Estas infecciones se asocian a menudo con mala función del sistema inmunológico, diabetes, cáncer y el uso de antibióticos.

Buscar

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook5