Síntomas de la acalasia

Las personas con acalasia a menudo tienen dificultad para tragar, o sentir que el alimento se atora en el esófago. Esto también se conoce como disfasia. Este síntoma puede causar tos y aumenta el riesgo de aspiración, es decir, inhalación o asfixia con alimentos. Otros síntomas incluyen:

  • Dolor o malestar en el pecho
  • Pérdida de peso
  • Acidez
  • Intenso dolor o malestar después de comer

Las personas con acalasia también pueden experimentar regurgitación o reflujo. Sin embargo, estos pueden ser síntomas de otras enfermedades gastrointestinales tales como reflujo ácido.